El camino del reciclaje hacia la economía circular

el_camino_reci.png

La presidenta del Concejo de Bogotá, Mafe Rojas, hace un llamado a la administración distrital para que la gestión de los residuos sólidos urbanos se replantee debido al impacto de la pandemia del COVID-19 y se realice la transición hacia una economía circular, esencial para el sostenimiento de los ecosistemas y la salud de la población.



Los recicladores juegan un papel fundamental en el sistema de manejo de residuos de los conglomerados urbanos del mundo, personas que han encontrado en la recuperación de estos una forma de subsistencia y se han convertido en el eslabón más importante en toda la cadena de valor del reciclaje entre el consumo, producción y desecho de residuos.

Por eso, es vital que algunas bodegas de reciclaje se puedan especializar en cierto tipo de residuos, con el fin generar clústeres asociativos entre la empresa privada y pública para impulsar la economía naranja y circular asegurando así la reutilización y así disminuir el impacto ambiental, repensar la gestión de los residuos sólidos y el reciclaje es parte fundamental en la planificación y manejo del territorio, a propósito de los desafíos que ha generado la pandemia.

En Colombia se producen cerca de 12 millones de toneladas de residuos sólidos al año, de los cuales se podría aprovechar el 70%, sin embargo, actualmente solo alcanzamos un 17% y es ahí donde el reciclaje es clave, ya que se podría alimentar otros sectores de la economía, generando empleo e ingresos y sobre todo disminuyendo la cantidad de toneladas que van hacia los rellenos sanitarios.

Buena parte de este fenómeno se debe a la predominancia de una economía lineal dominada por la lógica de extraer-producir-descartar, la lenta transición hacia una economía circular pensada en productos que se convierten en recursos para nuevos productivos o generación de energía renovable permitirá desplazar los combustibles fósiles, aspecto fundamental para el cambio climático.

De acuerdo con la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, en el país hay 147 rellenos sanitarios que presentan serios retrasos en la manera como se deben tratar los desechos sólidos, el manejo de lixiviados, el vertimiento a fuentes de agua, la contaminación de las aguas en los niveles freáticos y el sellamiento de los desechos de manera incorrecta que influyen en el deterioro de los ecosistemas e impactos negativos en la salud humana.

Según un informe de la ONU, Medio Ambiente (2018) la generación de residuos urbanos en América Latina y el Caribe es de 541.000 toneladas/día, cifra que podría alcanzar por lo menos 671.000 toneladas/día, lo que significa que cada persona en Latinoamérica genera un kilo de basura al día, en promedio, cifra que para el año 2050 corresponde a un 25% de aumento.

“Es vital que algunas bodegas de reciclaje se puedan especializar en cierto tipo de residuos, con el fin generar clústeres asociativos entre la empresa privada y pública para impulsar la economía naranja y circular asegurando así la reutilización y así disminuir el impacto ambiental” comenta la presidenta.

El reciclaje en Bogotá necesita a la administración para que se exploren oportunidades de una economía circular incluyente con los y las recicladores que merecen transitar a una formalización, así como mejorar las condiciones para cumplir con tan importante labor para Bogotá.