No más talas de árboles en la Av 68

No_más_talas_en_la_68_.png

La Presidente del Concejo de Bogotá, María Fernanda Rojas Mantilla, solicitó a la Personería, Contraloría de Bogotá y Veeduría Distrital abrir una investigación al contratista Conconcreto S.A.S que taló varios árboles entre las 2:00 a.m. y las 4:00 a.m. del sábado 24 de abril en el tramo 8 de la Avenida 68, a altura de la carrera 48, incumpliendo los compromisos que se habían adquirido en una reunión celebrada el jueves 22 de abril con el Director Diego Sánchez del Instituto de Desarrollo Urbano - IDU y con la ciudadanía.
 
En dicho encuentro, el Director se comprometió públicamente a suspender todas las tala sobre los nueve tramos hasta tanto se revisaran las resoluciones de silvicultura emitidas por la Secretaría Distrital de Ambiente – SDA en el 2019 y se realizaran los respectivos acuerdos y recorridos en campo con los representantes para concertar traslados, talas y compensaciones.
 
La presidenta del Cabildo exigió que, “las talas no continúen hasta tanto no haya un diálogo abierto y participativo con todos los actores involucrados”, para recuperar confianza se necesita cumplir con los compromisos pactados, un “error de procedimiento”, como lo reconoció el IDU, rompe con la buena relación entre la administración y la ciudadanía, que se siente vulnerada y atropellada por los procesos internos inexplicables que permiten que ocurran este tipo de situaciones.
 
El llamado de atención también se realizó también al IDU para que respete y haga respetar los compromisos y se realice el debido proceso para determinar cuántos árboles se pueden trasladar. Es vital determinar el grado de incumplimiento y sancionar a los contratistas que no cumplan con una visión general de ciudad y que pasen por alto la importancia de la Estructura Ecológica Principal.
 
Finalmente, la Concejala solicita el acompañamiento permanente de los organismos de control para asegurar el cumplimiento de la buena ejecución de los contratos y de los acuerdos logrados con la comunidad en desarrollo de la actividad de gestión social y del componente ambiental que deben acatar el contratista de obra y la entidad.