Bajo promedio y ejecución caprichosa en el Distrito

bald construction worker rests sleeping in the yard rxmutsq2 e thumbnail full01

Bogotá, 24/09/2018

la Concejal María Fernanda Rojas expuso sus conclusiones sobre las cifras de la Secretaría de Hacienda a agosto 31 de 2018, en lo relacionado con la ejecución presupuestal de las entidades distritales. Rojas llamó la atención sobre entidades con bajo cumplimiento

En Debate en el Concejo de Bogotá, La Concejal María Fernanda Rojas expuso su preocupación por la baja realización de obras en la ciudad pues, en general, la mayoría de entidades involucradas en la realización de estas, son también las que muestran niveles más bajos de ejecución presupuestal. Por ejemplo, el Instituto de Desarrollo Urbano (27,9%), La Unidad de Rehabilitación y Mantenimiento Vial (47,6%) y el IDRD (38,7%).

Al tiempo, las entidades con pocos o ningún proyecto de realización de obras, son también las que muestran mayor ejecución presupuestal. Es el caso, por ejemplo, de la Secretaría de Educación (70,1%) y la de Integración Social (73,6%). No se trata de una coincidencia, esas entidades atienden unos compromisos inmediatos que obligan a gastar el presupuesto en poco tiempo (salarios de profesores, alimentación y transporte escolar, etc.).

Por otro lado, realizar obras en Bogotá es realmente complejo. Por eso, la Concejal Rojas hizo un llamado a revisar los trámites y procesos que se requieren en la realización de obras en la ciudad, para encontrar la forma de agilizarlos.

Por las razones anteriores, hay casos que llaman la atención por su baja ejecución a pesar de no tener recursos importantes para obras y ser entidades ya consolidadas en la ciudad. A escasos tres meses de que termine el año resaltan casos como el IPES (55,5%), Jardín Botánico (55,3%), Secretaría de Desarrollo Económico (50,23%), la Secretaría de Hacienda (48%), Bomberos (39,9%), la Secretaría de Ambiente (41,81%).

En este panorama, resultan alarmantes los casos de entidades que no tienen obras, el presupuesto a ejecutar es bajo y, sin embargo, muestran poca ejecución: Destaca en este caso el Instituto Distrital de Bienestar y protección Animal que tiene 22.700 millones y 57,5% de ejecución. El proyecto más importante y, a la vez, el más rezagado de esa entidad, es el “Programa integral de esterilización canina y felina en el D.C.”

En esa misma línea se encuentra el Idiger, donde los proyectos de conocimiento de riesgo y el fortalecimiento en el manejo de emergencias tienen una ejecución aceptable pero el de “Reducción del riesgo y adaptación al cambio climático” tiene compromisos de 28,36% respecto al presupuesto de $8.863 millones asignado a esa tarea. La Concejal hizo especial énfasis en este caso pues, a su juicio, esto último es una de las mayores responsabilidades de esa entidad.

La Concejal Rojas enfatizó el singular caso de la Secretaría de Ambiente, donde tienen más presupuesto proyectos sin viabilidad jurídica que proyectos de obligatorio cumplimiento. Es así como el “Sendero Panorámico Cortafuegos de los cerros orientales” tiene una asignación de $35.000 millones de pesos y El proyecto “Implementación de acciones del plan de manejo de la Franja de Adecuación y la reserva forestal protectora de los cerros orientales en cumplimiento de la Sentencia del Consejo de Estado” tiene asignados $7.488 millones. Sin embargo, la Concejal felicitó al secretario de Ambiente por una ejecución del cero por ciento en un proyecto como el controvertido y discutible sendero cortafuegos, que ni comparte ni es viable.

El otro caso que requiere especial atención, según la Concejal Rojas, es el de la Secretaría de Seguridad que apenas ha cumplido con el 28,6%. En esta entidad el rezago en ejecución se presenta en su Unidad Ejecutora 2 en donde están los proyectos de “Fortalecimiento de los organismos de seguridad del Distrito” que tiene recursos por $364.708 millones y se ha comprometido 21,57% de ese valor. También es baja la ejecución del proyecto “Nuevos y mejores equipamientos de justicia para Bogotá” que cuenta con $46.745 millones y 13,9% de ejecución. Todo esto en medio de una ciudad que presenta índices de inseguridad crecientes.