Localidades de Suba y Usaquén sin presupuesto para seguridad

Así lo denunció la concejala María Fernanda Rojas quien aseguró que pese a los graves problemas para atender diligentemente las situaciones de orden público que se presentan en el norte de la ciudad, el Gobierno Distrital no dejó dentro del Presupuesto presentado un rubro  específico para garantizar la creación de las dos nuevas Unidades de Reacción Inmediata.

Bogotá noviembre 23 de 2014. La concejala del Partido Alianza Verde reveló que dentro del proyecto del Presupuesto para el 2015 presentado por el Gobierno Distrital al Cabildo para su aprobación, no se tiene previsto un presupuesto específico para la creación de dos  Unidades de Reacción Inmediata en las localidades de Suba y Usaquén.

La Concejala cuestionó que Bogotá sólo cuente con cinco Unidades de Reacción Inmediata, URIS en las localidades de Tunjuelito, Puente Aranda, Engativá, Kennedy y Paloquemao para atender a más de siete millones de habitantes que esperan una justicia eficiente y oportuna.

Así las cosas Rojas se pregunta  ¿dónde quedan los derechos de los habitantes de Usaquén y Suba, que deben recorrer largos trayectos para interponer sus denuncias y adicionalmente al llegar a la URI se encuentran con que debido al alto número de denuncias deben esperar por más de siete horas  o en el peor de los casos regresar al día siguiente?

Así lo denunció la concejala María Fernanda Rojas quien aseguró que pese a los graves problemas para atender diligentemente las situaciones de orden público que se presentan en el norte de la ciudad, el Gobierno Distrital no dejó dentro del Presupuesto presentado un rubro  específico para garantizar la creación de las dos nuevas Unidades de Reacción Inmediata.

Bogotá noviembre 23 de 2014. La concejala del Partido Alianza Verde reveló que dentro del proyecto del Presupuesto para el 2015 presentado por el Gobierno Distrital al Cabildo para su aprobación, no se tiene previsto un presupuesto específico para la creación de dos  Unidades de Reacción Inmediata en las localidades de Suba y Usaquén.

La Concejala cuestionó que Bogotá sólo cuente con cinco Unidades de Reacción Inmediata, URIS en las localidades de Tunjuelito, Puente Aranda, Engativá, Kennedy y Paloquemao para atender a más de siete millones de habitantes que esperan una justicia eficiente y oportuna.

Así las cosas Rojas se pregunta  ¿dónde quedan los derechos de los habitantes de Usaquén y Suba, que deben recorrer largos trayectos para interponer sus denuncias y adicionalmente al llegar a la URI se encuentran con que debido al alto número de denuncias deben esperar por más de siete horas  o en el peor de los casos regresar al día siguiente?

Según explicó la cabildante  el  hacinamiento que se presenta en las URIS de Bogotá, está impidiendo que la Policía Metropolitana pueda cumplir con su misión en los cuadrantes, debido a que al llevar a una persona detenida deben esperar entre siete y ocho horas para poder continuar el proceso legal, afectando así al resto de ciudadanos en los barrios quienes no pueden contar con la presencia de estos policías.

“Frente al delicado panorama que  observamos de hacinamiento y falta de diligencia y capacidad en las URIS de Bogotá vemos con alta preocupación que no se haya destinado un presupuesto fijo para ayudar a los habitantes de estas dos localidades que están viviendo el drama de la inoperancia de la justicia” Explicó la concejal Rojas.

Sumado a esta grave situación se encuentran las personas detenidas que de acuerdo a la Ley deberían estar en las URIS máximo 36 horas y en muchas ocasiones pueden durar hasta 4 meses, ocasionando problemas sanitarios y de seguridad.

Finamente dijo que es urgente que la Administración Distrital le cumpla a los habitantes de estas localidades y logre en asocio con la Fiscalía General de la Nación, entregar mecanismos efectivos de acceso a la justicia para todos los habitantes de Bogotá