Huertas urbanas, ambiente y soberanía alimentaria

kien_huertas_.png

“El hambre perpetúa la pobreza al impedir que las personas desarrollen sus potencialidades y contribuyan al progreso de sus sociedades” Kofi Annan, ONU, 2002.

El concepto de seguridad alimentaria surge en la década de los años 70 basado en la producción y disponibilidad alimentaria a nivel mundial y nacional. En los 80, se añade la idea de acceso tanto económico como físico, y en los 90 se llega al concepto actual que incorpora la inocuidad y las preferencias culturales y se reafirma la seguridad alimentaria como un derecho humano.  Estas ideas se han reforzado con otro concepto más reciente, el de soberanía alimentaria que, por iniciativa de organizaciones de la sociedad civil, ha puesto el acento en la alimentación y nutrición como un derecho de los pueblos, así como en la necesidad de establecer políticas agrícolas y reglamentar mercados sobre la base de la autodeterminación.  

En Colombia, el tema cobra cada vez mayor fuerza en las políticas públicas, pero hay mucho por recorrer. El plato básico de comida se ha encarecido, según el DANE 2.4 millones de colombianos padecen de subalimentación y las cifras de la FAO muestran que las familias en el país solo pueden destinar un reducido porcentaje de sus ingresos diarios a los gastos de alimentación (3% en 2016). Uno de los indicadores que muestran la crudeza de la situación y que debería movilizar todos los esfuerzos posibles en la seguridad y soberanía alimentaria es la tasa de muertes por desnutrición infantil; en 2018 murieron 239 niños por esa causa.

Puedes leer el artículo completo de KienyKe en este enlace: https://www.kienyke.com/kien-opina/huertas-urbanas-ambiente-y-soberania-alimentaria-por-mafe-rojas