Cautelares protegen integridad de Reserva Van Der Hammen

 

MafeCautelares

El Juez cuarto administrativo otorgó medidas cautelares en contra del Alcalde Mayor de Bogotá y la Secretaría Distrital de Planeación, en protección de una parte de los terrenos destinados para la construcción de los proyectos inmobiliarios agrupados bajo el nombre Lagos de Torca. Las medidas cobijan la franja AP-2 (comprendida entre las calles 222 y 235), unos suelos de especial interés para la ciudad por su valor ecológico y agrológico, que permitirían la conectividad entre los cerros y el río Bogotá prevista por la Reserva Van Der Hammen.

Estas medidas fueron posibles gracias a una acción popular que radicó la Concejal Mafe Rojas el 7 de marzo de 2019 en contra de los decretos 088 de 2017 “Por medio del cual se establecen las normas para el ámbito de aplicación del Plan de Ordenamiento Zonal del Norte – “Ciudad Lagos de Torca” y se dictan otras disposiciones” y el decreto 049 de 2018 “Por medio del cual se modifica el decreto 088 de 2017”.

Al respecto, la Concejal Rojas explica: “se argumentó que la inclusión de esa franja de terreno dentro del proyecto Lagos de Torca viola una serie de normas y jurisprudencia, y no ha llenado los requisitos de ley para que pueda ser urbanizada”. La principal norma violada sería el POT actual (Decreto 190 de 2004) y la resolución 475 de 2000 emitida por el Ministerio del Medio Ambiente de la época, que otorgan calidad de suelo protegido a esa franja. A la vez, prohíbe actividades de recreación activa y cualquier tipo de edificación dentro de los humedales. El POT también prohíbe al Distrito adquirir cuerpos de agua (ya que estos pertenecen a la Nación) y menos para urbanizar dichos cuerpos de agua o para el usufructo de terceros.

“La cuestión es que Peñalosa pretende pasar por encima de leyes nacionales y jurisprudencia del Consejo de Estado mediante un decreto distrital, que es de inferior jerarquía, para reglamentar las construcciones en esa franja de terreno”. Las normas de las que habla Rojas, incluyen la ley 99 de 1993 que protege la Sabana de Bogotá y establecen parámetros para su conservación. Así mismo, la ley 388 de 1997 otorga superior jerarquía a las normas que protegen el medio ambiente, con lo cual quedan sin efecto los decretos de Peñalosa.

Al dictar las medidas cautelares, el Juez encontró que los argumentos presentados ameritaban suspender los proyectos inmobiliarios promovidos por el alcalde Peñalosa en esa franja de terreno hasta tanto se decida de fondo sobre el tema. “No afectan a todo el proyecto –señaló Rojas- solamente a esta franja sin la cual la Reserva Thomas Van der Hammen quedaría truncada en su objetivo de garantizar la conectividad de los cerros con el río Bogotá”.

La Alcaldía ya anunció que apelará la decisión del tribunal, cosa que debe ocurrir en los próximos cinco días. Al respecto, la Concejal Rojas señala: “Confío plenamente en la sustentación que hemos presentado, donde se demuestra que es ilegal construir en esos terrenos y que, de todas formas, no se han llenado los requisitos de ley para hacerlo”. Manifestó así mismo que, con este proceso, espera que queden en firme las medidas cautelares y se proteja así la integridad de la Reserva Van Der Hammen.