piezafacebook

El paro es una fiesta

 

fotoParo

Esto es lo que hemos visto en Bogotá en estos días de paro: imaginación, alegría, entusiasmo y buenas razones para defender nuestros derechos. No podemos dejar que la fiesta sea opacada por unos cuantos, no hay que dejarse desanimar por los ataques, el momento de entablar un verdadero diálogo donde quepamos todos es ahora. No nos sirven dilaciones ni pañitos de agua tibia, los problemas son de fondo y se requieren soluciones a la altura.