piezafacebook

NUESTRA COLUMNA: La realidad de banda ancha en Bogotá

 banda ancha kienyke

Hace poco más de un año el MinTic sacaba pecho al decir que Colombia contaba con más de 30 millones de conexiones a banda ancha, más conexiones que hogares. En ese entonces, incluso las conexiones móviles entraban en la definición de banda ancha que se usó hasta el 2018. A partir de este año la definición cambió, poniéndose más acorde con los estándares mundiales. Pasó de estar definida como las conexiones con velocidades superiores a 1 Mbps (Mega bit por segundo) a definirse como aquellas conexiones con una velocidad de bajada igual o superior a los 25 Mbps y una de subida de al menos 5 Mbps.

La definición de banda ancha no tiene un estándar preciso a nivel internacional y en general va de conexiones con velocidades de 25 Mbps hasta las más estrictas de 50 Mbps. En Colombia estábamos en mora hace años de hacer la actualización con lo cual el salto que se dio fue grande, al multiplicar por 25 la velocidad de la antigua definición.

¿Cómo quedó el panorama en Bogotá y el país con la nueva definición?

Usando la información que proporciona MinTic sobre las conexiones a internet en el último trimestre de 2018, es posible mirar la nueva situación de conexiones de banda ancha en el país. Los datos son francamente desalentadores, pero más realistas con respecto a la comparativa a nivel internacional. La caída es sustancial, pues se pasó del supuesto de tener más de 30 millones de conexiones de banda ancha, a 276.148, una reducción del 99%, al elevar el estándar a una medida más razonable.

De estas 276.148 conexiones de banda ancha, Bogotá tenía 114.148, es decir el 41.3% de las conexiones del país. Lastimosamente, aunque los estratos 1, 2 y 3 son la gran mayoría de los hogares de la ciudad, solo tenían 43.492 conexiones a Banda Ancha, mostrando un poco la desigualdad que aún se vive en la ciudad.

No todo es malo. Bogotá cuenta con 1.8 millones de conexiones fijas a internet, que equivale a un 67% de los hogares de la ciudad, lo cual es una cifra muy positiva. Lastimosamente solo el 4.2% de las conexiones de la ciudad son ahora de Banda Ancha. Sin embargo, es muy posible que esta cifra aumente sustancialmente durante el 2019 cuando los operadores que ofrecen caracteristicas cercanas a Banda Ancha hagan el esfuerzo de aumentar sus velocidades para alcanzar la nueva definición.

¿Por qué bajo tanto el número de conexiones banda Ancha?

Simple, la velocidad promedio de velocidad de internet fijo es de 5.5 Mbps en el país, las conexiones celulares 4G en promedio logran 4.5 Mbps reales y las 3G predominantes en muchas partes del país aún apenas logran sobrepasar 1 Mbps. Todas estas conexiones entraban en la definición de Banda Ancha hasta 2018, pero estaban muy lejos de la nueva definición. Por ejemplo, de las más de 14 millones de conexiones a internet móvil del país, prácticamente ninguna se acerca a los 25 Mbps, únicamente algunos servicios muy especializados.

Para darnos una idea la velocidad promedio, en Europa occidental está alrededor de los 40 Mbps. Bogotá ya supera los 10 Mbps de velocidad promedio y, posiblemente ayudado por el objetivo de las compañías de volver a ofrecer banda ancha, este promedio aumente significativamente en los próximos años.

Importante también ha sido el papel de la ETB que, con su red de fibra óptica, forzó a todos los operadores a subir sus velocidades sin aumentar su costo. Con ETB es posible tener conexiones de hasta 300 Mbps por 215 mil pesos, un precio muy competitivo para esa velocidad. Aunque al comparar Bogotá con Europa o el lejano oriente, la situación no es la mejor, a nivel latinoamericano la ciudad está bien ubicada. Importante será mantener una ETB pública y fortalecerla para que la ciudad siga avanzando en esta materia.